Adios Kwang Joo L.


A mediados de 2009 mientras pasaba por la Plaza de la ciudad, decidí entrar a la escuela de música de Huaraz, y encontré una pequeña hoja que decía: Clases de Piano con la profesora de Corea, Kwang Joo; sin pensarlo mucho decidí inscribirme.

No recuerdo mucho la primera sesión de piano que tuvimos, pero ya es mediados de 2010 y el plan era tenerla al menos hasta Julio aprox. pero de sorpresa Kwang Joo debe marchar a su país.

Gracias por cada una de las clases de piano, por compartir moomentos gratos no sólo conmigo sino con mi familia, gracias porque nos abriste tu corazón de par en par, muchas gracias por cada una de las bendiciones que del Cielo te cayeron y que nos las compartiste.

De parte mía y de Thelma, Dios te bendiga Kwang Joo, nuestra primera amiga de Asia!

Una pregunta a los medios

No se puede negar que los medios de comunicación han crecido de manera exponencial, es una realidad que con antenas retransmisoras la radio televisión están en todas partes; eso es motivo de orgullo para las empresas que dirigen la 'media' porque ya no sólo llegan a miles, sino millones; es más animan a las marcas a 'marketearse' en ese mundo tan suculento como es la publicidad.

Hace años que no vivo en la capital, pero en mi humilde imaginación siento que las empresas que anuncian en medios como la radio y la televisión son "engañados" y si estoy equivocado, pido me corrijan.

Imagino por un momento tener mi empresa y me voy a la radio con más audiencia, y les pregunto a cuantas personas voy a llegar en la capital y ellos me contestarán que a miles según el horario; Y cuando les pregunto si mi publicidad se escuchará en el interior del país, también responden que SI.

Hasta ahí estoy muy contento porque mi pauta publicitaria se escuchará no sólo en miles de hogares, sino millones. Pero...

En el interior no sucede así, porque mientras que el anunciante cree que su publicidad se escucha en el interior, el retransmisor local, que son los que alquilan su frecuencia a la radio de Lima, baja el volume y pone su publicidad local, de academias, restaurants, y un sin fin de establecimientos y productos; mientras que el anunciante en Lima cree que alcanza a toda esa población.

Me pregunto... ¿Las televisoras, y más aún las radios con cobertura nacional les dicen a los anunciantes que su publicidad no se escuchará en este y otro lugar porque ahí hay publicidad local? ¿O les cobran por todo ese alcance nacional pero que al final su pauta publicitaria sólo llega a Lima?