Mi compromiso con Telma Ortiz

Una de las noches de este mes de Agosto fue un día fántástico, ya que dí un paso por el cual todos pasan, asumir un compromiso ante Dios con mucha seriedad y optimismo.

Mis padres y yo nos reunimos con los esposos Ortiz Bravo para pedir de manera formal su consentimiento y de ese modo entrar a una de las etapas más lindas de la vida, el noviazgo, claro, mi noviazgo con su hija, Telma Ortiz.

La vida nos exige que las decisiones que hacemos, las hagamos con mucha responsabilidad, por ello, Telma y yo estamos ahora embarcándonos en una aventura interesante, tenemos dos propuestas de trabajo en una Institución del Estado allá en Lima, lo cual nos ayudará a formarnos y prepararnos mucho mejor en lo que estamos emprendiendo, y más aún va acorde a la carrera profesional que ambos, en la actualidad, estamos persiguiendo.

Estamos muy agradecidos por todos estos años en los que hemos compartido lindas experiencias con muchos de ustedes, Qué dificil será estar lejos!. No sabemos cuándo hemos de regresar, pero esperamos en el Señor sea pronto.

Mientras tanto, apelamos a su noble corazón para que sus oraciones nos acompañen en todo momento, las cuales estamos seguros Dios las usará como el arma para mantenernos en lealtad para con Él y para con nuestras familias.

Seguros de contar con su cobertura nos despedimos...

P.D. Pronto regresaremos con más sorpresas! :)